Ser centro de examen DELE para escolares

La administración de los exámenes DELE se realiza exclusivamente a través de una red de centros reconocidos a tal efecto.

Ser centro de examen DELE conlleva gestionar y organizar tanto la parte logístico-administrativa como la difusión comercial de las convocatorias a los exámenes DELE que tienen lugar cada año (febrero, abril, mayo, julio, septiembre, octubre y noviembre).

Ventajas

  • Supone un valor añadido, ya que formar parte de la red de centros examinadores del Instituto Cervantes se beneficia el aval y prestigio del Instituto Cervantes y de su amplio reconocimiento mundial.
  • Los DELE son diplomas oficiales de español, con reconocimiento internacional y se perciben como una acreditación de alto valor por parte de los alumnos y profesores.
  • Ser centro de examen DELE posibilita diversificar la oferta docente con cursos de preparación para el mismo, fuente importante de ingresos que supera, en muchas ocasiones, a los que supone el propio examen.
  • El examen DELE significa, a su vez, un incentivo para atraer estudiantes al centro, gracias a la oferta de cursos y al proceso de evaluación y certificación.

El centro de examen no está obligado a realizar todas las convocatorias DELE que ofrece el Instituto Cervantes, pero sí hay un mínimo establecido.